MÚSICA EN EL AULA DE LENGUA Y VICEVERSA

¡Buenos días!

Continuamos con el ciclo de entradas sobre Educación, y la de hoy me tiene especialmente ilusionado. Se ha hecho esperar, pero por fin llega esa segunda parte más “práctica” sobre los entresijos de mi didáctica. Hoy comparto una metodología que he desarrollado a lo largo de los años y que además tiene mucho que ver con mis procesos de escritura (queda expuesta de nuevo la maravillosa retroalimentación de mis dos grandes pasiones Escritura/Docencia). Hoy vengo a hablaros de Literatura Comparada y de Música para Escribir.

Literatura Comparada
La Literatura comparada nos brinda múltiples posibilidades.

Lo emocional juega un papel fundamental en Educación, y la Música es el vehículo más universal de expresión de las emociones. Ya en el preludio de la Humanidad, la música fue la primera de todas las artes encargada de responder a la creciente necesidad de expresar los sentimientos. Las canciones, inicialmente con finalidades prácticas y rituales, empezaron a enriquecerse. La poesía, e incluso la literatura en su totalidad, nació ligada a la música. Su separación posterior ha sido producto de un proceso de evolución cultural, pero ambas siempre han sido interpretadas desde la sensibilidad humana de las emociones.

Como ejemplos de esta conexión, encontramos a lo largo de la Historia gran variedad de manifestaciones, tanto literarias como musicales, que aúnan ambas artes (ópera, cine, teatro musical…) Y, sin embargo, aun con todas las evidencias de la gran riqueza cultural que podría aportar al alumnado la enseñanza interdisciplinar de ambas artes, ni la Didáctica de la Música ni la Didáctica de la Literatura han sabido sacar provecho de sus enormes posibilidades. En clase de Lengua se enseña Lengua y en clase de Música se enseña Música (en el mejor de los casos, porque otro tema es la progresiva desaparición de la enseñanza de Música en las aulas; una tragedia más, sumada al desprecio del Sistema por la Filosofía, las Humanidades  y las Artes en general.)

Una de las escasas ciencias que se han encargado del estudio de esta fructífera relación ha sido la Literatura Comparada, cuya definición formulada por H. Remak expongo a continuación:

“Literatura comparada es el estudio de la literatura más allá de los confines de un solo país, y el estudio de las relaciones entre la literatura y otras áreas de conocimiento y creencias, como las artes (por ejemplo, pintura, escultura, arquitectura, música), la filosofía, la historia, las ciencias sociales […]. En suma, es la comparación de una literatura con otra u otras y la comparación de la literatura con otras esferas de la expresión humana”.

Docencia y Literatura
Un buen docente debe permanecer en estado de búsqueda permanente.

En cuanto di con esta definición, supe que esta era la disciplina desde la que debía partir mi metodología de enseñanza. Una disciplina, valga la redundancia, que aboga por lo interdisciplinar.

 

AVISO: a partir de este punto me pongo en modo maestro, con toda la jerga didáctica que esto conlleva. La siguiente parte de la entrada será de especial interés para personal docente con ganas de descubrir propuestas creativas.

 

La Metodología de mi proyecto, concebida para ser utilizada por el docente de Educación Primaria o Educación Secundaria, y, por qué no, también en la Educación No-Formal o como actividad extraescolar, se plantea de forma sencilla y asequible para asegurar un éxito realista. El trabajo a realizar por parte del profesorado, en cualquiera de los casos, debería contar en primer lugar con una…

SELECCIÓN CUIDADOSA DEL MATERIAL LITERARIO Y MUSICAL

Probablemente este es el punto más importante de toda la propuesta, ya que resulta imprescindible que el material se adecue a la edad, características, necesidades y preferencias del alumnado (si utilizamos, por ejemplo, con un alumnado muy joven, como puede serlo el de Primer Ciclo de Primaria, un material muy denso y serio, ya sea en lo literario o en lo musical, obtendremos un claro rechazo a la actividad, al igual que si utilizamos un material demasiado infantil con alumnos de la ESO o de Tercer Ciclo de Primaria). Si elegimos mal el material, el resto de nuestros esfuerzos serán en vano.

Sería muy deseable un buen nivel cultural por parte del profesorado, pues este facilitaría la búsqueda y selección de las distintas obras artísticas a utilizar.

Obras como El Carnaval de los Animales de Saint-SaénsEl Aprendiz de Brujo de Paul Dukas, El Pájaro de Fuego de Igor Stravinsky, Pedro y el lobo de Sergéi Prokófiev, o Noche en el monte pelado de Mussorgsky, tienen sus versiones audiovisuales (cortometrajes de Disney en su mayoría) y son muy apropiadas para la actividad.

Como bancos de material para alumnos de más edad podríamos contar con el Teatro Musical y la Música de Cine.

Música y cine
La Música viene a echarnos una mano de nuevo

El género del Teatro Musical, considerado la ópera de nuestros tiempos, toma en muchas ocasiones referentes literarios, dando lugar a gran variedad de comparaciones tematológicas. Supone toda una oportunidad para el docente, y la audición de piezas de diversos musicales no solo servirá de inspiración en la actividad de escritura creativa, sino que además acercará al alumnado a obras literarias y autores de gran importancia.

Buenos ejemplos que podríamos utilizar son: Los Miserables, basado en la universal novela de Víctor Hugo, El Jorobado de Notre Dame, del mismo autor, El Hombre de la Mancha, basado en la célebre obra cervantina, El Fantasma de la Ópera, basado en la novela de Gastón Leroux, o Seussical, musical que hace una recopilación de los trabajos del célebre Doctor Seuss, el escritor americano de literatura infantil.

La música de cine, por su parte, es la forma mixta por excelencia en la actualidad. Las bandas sonoras originales de las películas favoritas de los alumnos y alumnas resultan indispensables para este tipo de actividades, y además pueden acercarnos a todo tipo de literatura, ya que un gran porcentaje de las películas rodadas a lo largo de la Historia están basadas en referentes literarios. Buenos ejemplos serían las bandas sonoras de la película Troya (basada en la Ilíada de Homero), ya sea la versión de Gabriel Yared o la de James Horner; la banda sonora original de la saga El Señor de los Anillos, de Howard Shore, basada en las novelas de J.R.R.Tolkien; la banda sonora original de  Harry Potter, de John Williams, basada en la novela de J.K.Rowling; o la Banda sonora original de la película The Last of the Mohicans, de Trevor Jones, basada en la novela de James F. Cooper.

Música de cine
La música de cine tiene un poder inmenso para transportar nuestras mentes a otros lugares

 

EXPOSICIÓN DEL MATERIAL EN EL AULA Y ASIMILACIÓN DEL PAPEL DE GUÍA DEL ALUMNADO EN EL PROCESO DE ESCRITURA CREATIVA

La actividad de escritura creativa en sí misma es muy sencilla. Primero (si es la primera toma de contacto) conviene explicar a los alumnos los conceptos de presentación, nudo y desenlace, para que así su historia tenga una estructuración mínima; haciendo especial hincapié en que redacten un final (en las primeras tomas de contacto que tuvieron mis alumnos con este tipo de actividades, en muchos casos dejaban la historia a medias). Acto seguido, debemos ejercer de cuentacuentos: apagamos las luces, les hacemos cerrar los ojos y escuchamos con atención la pieza musical seleccionada, mientras estimulamos la imaginación del alumnado con nuestras propias palabras, dándoles una idea sobre lo que puede contar la historia de la canción, lo que está pasando según va sonando la música, qué personajes podrían aparecer… Un apoyo imprescindible en las primeras sesiones, ya que los alumnos (poco acostumbrados a usar la imaginación y a realizar este tipo de ejercicios mentales) al principio tardan en ver más allá de la música. En la primera sesión que realicé, al preguntarles qué se imaginaban al escuchar la música, me contestaban “un piano”, “un violín”, los instrumentos que estaban oyendo, en lugar de “un personaje” o “un paisaje” o “una situación”. Pero, a medida que fuimos realizando sesiones, aprendieron a escuchar de otra manera…

Tras una o dos audiciones, el siguiente paso es la redacción en sí, que se realiza mientras se escucha la música de nuevo. Es vital que la redacción incluya un dibujo, pues, sobre todo a edades tempranas, los niños necesitan expresarse también mediante sus esbozos. Yo les hablé del concepto de ilustración de los libros y esto fue realmente motivador para ellos.

Creatividad y motivación
Esa es la clave: buscar siempre lo que les motiva.

 

Una de las obras que he expuesto como posible material,  El Aprendiz de Brujo, fue ideada en la Antigüedad por Luciano. Esta historia inspiró en el Siglo XVIII a Goethe para escribir su poema homónimo. Más tarde, la gente conoció la historia a través de la Música de Paul Dukas, y en el siglo XX yo la conocí a través del cortometraje de Disney…

Las metodologías de enseñanza deben ir reinventándose y adaptándose a la época en que tienen lugar. En ningún momento de mi infancia hubiera imaginado que ese cortometraje tan atractivo de Mickey Mouse proviniera, en su origen, de la tradición de la Grecia Clásica. Para mí era sencillamente lo que aparecía en la pantalla. Y si se me hubiera presentado esa historia de una manera distinta (sin música, sin imágenes) seguramente habría provocado en mí un rechazo absoluto. A cada generación le corresponde una vía de información, de comunicarse, de aprender. Como ya he mencionado en alguna ocasión, la generación actual es la generación de lo audiovisual, y este debe ser el soporte que hemos de utilizar en Educación; un recurso motivador, capaz de competir con la gran estimulación de los medios de comunicación de masas.

Obligar a un alumno a memorizar un viejo poema no es una estrategia válida en el contexto que nos ocupa. En cambio, empezar, como aquí se ha propuesto, con algo tan cercano y tan motivador como un divertido cortometraje de animación, sí que es un camino efectivo (no hay más que ver los rostros de felicidad de los alumnos tras su visionado), y, a partir de ahí, todo el trabajo se vuelve mucho más fácil (puede que, en el caso de El Aprendiz de Brujo, incluso se presten a memorizar la traducción de la balada de Goethe, como algunos de mis alumnos hicieron en casa por propia iniciativa).

Adaptarse a los tiempos
Si debo sacar una conclusión, una moraleja educativa de esta entrada, sería esta…

Antes de trabajar en cualquier disciplina, es fundamental captar la atención del alumnado. El docente, y más aún el docente de enseñanzas humanas, debe sentirse como si perteneciera al mundo del espectáculo. Debemos ser apasionados para nuestros alumnos; activos, atractivos, enérgicos y hasta divertidos. Solo así podremos “contagiar” a los niños algo tan hermoso como la sensibilidad artística y el amor por la Literatura y las Artes.

Si te ha gustado, comparte y haz correr mi voz =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s